Pebble

por | Mayo 4, 2015

Pebble smartwatch

Siempre me ha gustado ese momento estelar en Futurama cuando Fry se quiere comprar un “IPhone” y dice “Shut up and take my money”. Esa desesperación por comprarme algo es lo que sentí cuando vi por primera vez el anuncio del Pebble Smartwatch. Lo único que quería es que se dejaran de historias y que me dejaran comprar uno YA.

Me da igual cómo se ve esa pantalla de “tinta electrónica”, que pueda hacer buceo con él en las Fosas de las Marianas o que me diga cuantos kilómetros corrí hoy…lo que quiero es probarlo. Con el Pebble han conseguido crear una necesidad en este pequeño mundo de los smartwatches.

Dejando un poco a un lado esas primeras impresiones, vamos a echarle un vistazo a este fenómeno tecnológico.

Qué es Pebble

Seguramente ya sabréis a estas alturas que este reloj fue financiado a través de la plataforma Kickstarter y que ha recaudado 10 millones de dólares. No está mal para ser un reloj, así que nos esperamos 2 cosas: Calidad y Diseño.
Cuando vemos por primera vez el Pebble algo nos llama la atención. Vemos que no es como el Sony Smarwatch o como el I’m watch. No, no es táctil y aparentemente han decidido sacrificar su diseño por una muy buena funcionalidad.

Incorpora un procesador ARM Cortex M3. Tiene unas medidas de 50.33mm x 32mm x 8.44mm y un peso de 39 gramos con la correa incluida. Dispone de una pantalla retroiluminada de 144 x 168 píxeles con tecnología Memory LCD, 4 botones físicos, magnetómetro, acelerómetro de 3 ejes con detección de gestos, un pequeño vibrador y una batería que según sus fabricantes, nos aseguran con un uso moderado, alrededor de 7 días.

Tiene una resistencia al agua de 5 ATM y a destacar, decir que han tenido el detalle de poner un grosor de correa estándar de 22mm, por tanto, puedes coger la de tu reloj preferido y ponérselo a este smartwatch. Podemos elegir la base en varios colores; blanco, negro, gris, rojo cereza y naranja y la correa en negro o blanco.

La Pantalla de Pebble

Aquí es donde Eric Migicovsky lo tenía claro. Quería un smartwatch donde el usuario no tuviera que cargarlo cada poco tiempo ni que en exteriores fuera imposible de ver la hora ni de navegar por sus menús…y lo consiguió.

En cuanto a la tecnología de la pantalla, es Memory LCD, cuyo fabricante es Sharp. En este momento es cuando muchos dijeron “¡veis como al final no es tinta electrónica!”. Cierto, no es e-ink y a mi parecer, es mejor. A simple viste es prácticamente similar a la de un Kindle ebook, solo que nos evitamos esos flash negros, clásicos de un cambio de página. Permite ver perfectamente tanto en exteriores como en interiores y el ángulo de visión no nos supone ni mucho menos un problema. La pantalla es todo un acierto y este desde luego, no será uno de los motivos para no comprarnos uno.
Por si fuera poco, si estamos a oscuras, con un giro de muñeca, se nos iluminará un pequeño LED en la pantalla de nuestro smartwatch.

Configurando Pebble

Lo primero es instalar la aplicación oficial en tu Smartphone. Hecho esto y encendiendo el bluetooth, sincronizar no será un problema. Nos detectará la versión del firmware y en el caso que haya que actualizar, será automático. Para instalar las diferentes carátulas para el reloj (watchfaces), nos sorprende lo sencillo que es. Desde tu Smartphone seleccionas la que quieres y automáticamente aparecerán en el menú del Pebble. Más fácil imposible.

Decir que los menús son muy intuitivos y hacer una configuración básica es francamente sencillo.

Notificaciones y Aplicaciones

Este probablemente sea el punto más interesante de este análisis. ¿qué hace este smartwatch? La teoría es que mucho aunque podría hacer mucho más si hubiesen liberado el SDK (kit de software para desarrollar) íntegramente tal y como prometieron. Solo hace falta ver cómo ha aumentado el número de watchfaces. El pasado 14 de Abril, se liberó el SDK pero sólo para desarrollar nuevas carátulas. Parece ser que será un proceso escalonado, donde lo siguiente será dar soporte para creación de aplicaciones de deportes, así hasta poder crear aplicaciones íntegras.

En cuanto notificaciones, obviamente disponemos de todo tipo de avisos. Identificador de llamadas, pre-visualización de e-mails, mensajes de Facebook, sms, twitters, alertas del calendario…
Las aplicaciones que nos trae incorporado, aparte de manejar tu reproductor de música, viene enfocado para distintos deportes, como el ciclismo donde nos mostrará distancia recorrida, la velocidad o el camino que decidimos tomar a través del GPS, podremos también usarlo para correr, prácticar golf (quién no práctica golf todos los fines de semana..) y nadar.

Con la comunidad de desarrolladores que se está formando detrás de este smartwatch, las aplicaciones no serán un problema y tendrán un surtido muy variado en un futuro cercano.

Conectividad y batería

Dispone de un bluetooth 2.3 + EDR y en breves habilitarán mediante software el bluetooth 4.0 de bajo consumo del que dispone. Como es habitual en esta tecnología, su rango de conexión es de 10 metros.
Es compatible con Android 2.3 y superior, y Iphone 3GS, 4, 4S así como cualquier IPod Touch con IOS 5 o superior. NO es compatible con Blackberry, WindowsPhone o Palm.

La duración de la batería es de 7 días, pudiendo hacer una carga completa en aproximadamente 2 horas.

Precio del Pebble

Actualmente solo se puede reservar a través de su web oficial por 150$ más 15$ de gastos de envío, un total de 165$ al cambio, aproximadamente 126 Euros..
Existe otra opción poco recomendable, que es a través de Ebay. A día de hoy se están vendiendo sobre 250-300 Euros.

Conclusiones

En el mundo de la tecnología siempre está la opción de esperar un poco más a que salgan otros smartwatches. En cuanto al Pebble yo no barajaría esa opción. Es un reloj con mejores y actualizaciones casi constantes y que difícilmente caerá en el olvido.

El principal problema es hacernos con uno de ellos. Los del equipo Pebble dicen que llevan 2/3 de la fabricación total aun para suministrar a los que financiaron el proyecto y que la lista de espera es poco más que larga…¿Qué significa eso? Pues que tener uno, tardaríamos poco más que pasado el verano.

Una vez se solucione ese contratiempo, a día de hoy probablemente sea de los smartwatches más completos y con más futuro del mercado. Y al final acabarás diciendo algo como esto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *